TOXINA BOTULÍNICA

Inicio » Medicina Estética » Toxina Botulínica
Toxina Botulínica 2018-09-05T15:17:59+00:00

>> Consulta Médica SIN CARGO.

Iluminá tu mirada y eliminá arrugas en pocos minutos y sin pasar por el quirófano ¡Descubrí la toxina botulínica!

¿Qué es la Toxina Botulínica?

La Toxina Botulínica (conocida como Botox) produjo una verdadera revolución en el tratamiento de arrugas de expresión provocadas por el movimiento de músculos. Este procedimiento estético actúa como un inhibidor local que relaja la zona tratada para dejar la piel radiante e iluminar la mirada. Es una opción ideal para atenuar o eliminar arrugas de la frente, entrecejo, patas de gallo, boca y cuello.

¿Cómo actúa?

El Botox es un recurso terapéutico que actúa bloqueando el neurotrasmisor que estimula la contracción muscular. De este modo, genera la desaparición temporal de las arrugas. El efecto dura alrededor de 6 meses y es absolutamente reversible. La aplicación de las micro punciones en la zona a tratar se realiza en unos pocos minutos y los pacientes pueden continuar con su ritmo de vida habitual sin inconvenientes. Es un tratamiento no quirúrgico, rápido e indoloro.

¿Qué beneficios brinda su aplicación?

El procedimiento estético consiste en la aplicación de un principio activo derivado de la toxina botulínica. Se trata de un método simple y seguro para rejuvenecer el rostro, logrando una expresión descansada, agradable y natural. Además, puede combinarse con otros tratamientos, como rellenos, rejuvenecimiento con láser y la radiofrecuencia. Los resultados comienzan a ser notorios a partir de las 72 horas y su efecto máximo se observa a los 15 días de su aplicación.

¿Es recomendable para tratar la sudoración excesiva?

Además de ser una respuesta óptima para redefinir las líneas de expresión, brinda solución a la sudoración excesiva o hiperhidrosis. En estos casos, la ausencia de transpiración es observada por un período de tiempo que va de 6 a 9 meses.